Limpieza

La exfoliación y la limpieza de la piel es un tratamiento aconsejable para eliminar las impurezas, ayudar a regenerar las células muertas y conseguir una piel más limpia, suave y saludable. Lo recomendable es utilizar exfoliantes faciales y corporales una o dos veces por semana.